¿Dónde termina la “historia” y comienza la “histeria”?

De repente, todo un despertar en la búsqueda de un paradigma más adecuado para considerar la necesidad de una Naturaleza protegida por la especie que trató de dominar-lo todo sin mesura alguna, acaba cuestionada como todo lo que enfrenta. Esto debe decirnos que ya es tiempo de dejar de hacer las cosas atacando, y sin asumir una com-prensión irreflexiva, andar a la hora de abrir la boca, con pies-de-plomo. Ahora resulta que no solo los países en desarrollo piden que se les-(nos) permita usar energía atómica por la dificultad económica a la hora de usar los recursos ecológicos aprobados, pues se justifica que ya los países que lideran el planeta tuvieron dicha oportunidad y pudieron usar la energía no-ecológica para surgir como potencias… Bueh, así hay muchos paradigmas por restaurar, pero este es uno de los más curiosos que encontré en la red:
FUENTE: ATINACHILE
AUTOR INTIFADA

FOTO DE LA ENTRADA ORIGINAL«La sensibilidad del Tercer Reich por los animales a menudo deja atónitos a quienes conociendo solo la versión oficial de la historia piensan que su mentor, Adolf Hitler Polz, era un monstruo, enfermo mental, carente de toda compasión y se ha escuchado de el una cantidad de infames y ridículas historias..”era necrofiloco porque fue al funeral de su mama”, “era pedofilo porque saludaba a los niños”, “era zoofilico porque amaba a su perro” y un largo numero de etcéteras. Con estos comentarios aseguran que la tirada de sus libros va a ser muy buena y van a recibir todo el apoyo de los mass-media, las criticas favorables de los vendidos juntaletras de los periodicos literarios… Pero hay cosas que nadie le ha contado, pero yo se las voy a mencionar a ustedes amigos amantes de la naturaleza, todo lo que mencione anteriormente se ve reflejado en en la promulgación de tres leyes proteccionistas: la ley de protección de los animales (la Reichs-Tierschutzgesetz de 1933), la ley de caza (Reichs-Jagdgesetz de 1934) y la ley de protección de la naturaleza (ReichsNaturschutzgesetz de 1935). Es curioso -pero nada casual- que este visionario cuerpo jurídico ecologista haya sido el primero de este tipo en toda la historia, y que se haya dado precisamente, bajo este régimen supuestamente totalitario. Los altos mandos del partido nacionalsocialista (nazi) alemán eran vegetarianos, ambientalistas y protectores de la naturaleza. Es de conocimiento público que Hitler amaba a su perra Blondi, pero además -según sus biógrafos- no admitía que se fumara en su presencia, y cuando compartía la mesa con personas que comían carne, les describía con lujo de detalle los horrores del matadero. De hecho, él mismo declaró que “En el nuevo Reich no debe haber cabida para la crueldad con los animales”. Por su parte, el respeto a los animales está dado no por su visión utilitarista desde el ser humano, sino por su valor intrínseco como ser vivo . En cuanto a la Ley de Caza, delinea la figura y rol del cazador en tanto: “el deber de un cazador digno de este nombre no consiste sólo en dar caza a la presa, sino también en mantenerla y cuidarla para que se produzca y se preserve una situación de la presa más sana, más fuerte y más diversificada en lo que a las especies se refiere”. Sabiendo los sentimientos que Hitler tenia sobre los animales no es difícil entender porqué bajo la Alemania Nazi la protección a la naturaleza y los animales fueron impulsados y defendidos. La tierra madre, sus bosques, ríos, flora y fauna, debían ser preservados -además- de la crueldad humana y de la contaminación que comenzaba con la industrialización del país. Salvar el refugio y sostén de la raza aria era un deber ineludible según su visión de la vida. Termino este escrito con una cita: La pretendida carencia de derecho de los animales, el prejuicio de que nuestra conducta con ellos no tiene importancia moral, de que como se suele decir, no hay deberes para con los irracionales , todo esto es ciertamente, una grosería que repugna: una barbarie de occidente, que toma su origen en el judaísmo” Arthur Schopenhauer.»

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s