S.O.S. animales

FUENTE: M.·.AL.·.

Lo más gracioso de la demo-kratía, además de la crítica platónica a un imposible práctico desde la ideología, es que no hay país latinoamericano que no deje de usar su nombre en vano… Y es que desde las revoluciones modernas, las interpretaciones de conceptos como los de responabilidad (sin mencionar siquiera el de libertad), siguen dependiendo de una idea que jamás bajará a lo concreto de la cotideanidad.

VOL1-FTEVOL1-DSO

VOL2-DSOVOL2-FTE

 

Cuando en abril del año pasado reclamamos que la responsabilidad del albergue de animales municipal de la capital se pusiera al servicio de la salud y refugio animal (o sea, se dispusiera a trabajar), obtuvimos solamente –dada la incuestionable habilidad de los funcionarios para manejar cualquier tumulto reclamante– atención momentánea, que nos hizo tragarmos ingénuamente el placebo de las promesas políticas…

100_1090100_1092100_1094100_1095100_1098100_1100100_1101100_1104100_1108100_1109100_1110100_1112100_1113100_1115100_1116100_1118100_1119100_1121100_1122100_1123100_1126100_1127100_1128100_1130100_1132100_1133100_1134100_1135100_1136100_1137100_1139100_1140100_1141100_1144100_1145100_1146100_1147100_1148100_1149100_1155100_1157100_1158100_1159100_1160100_1161100_1163100_1165100_1167100_1168

A casi un año ya de ésto, y sin esperanzas de que el nuevo plantel gobernante que reemplazó al de aquel entonces tuviera la gentileza de continuar con la gestión comenzada tras el esfuerzo de las personas que nos interesamos por las mascotas (ni hablar de las autotituladas “Protectoras”, que en Tucumán brillan por su ausencia), vemos más y más perros y gatos en la calle, más y más accidentes mortales tiñendo los pavimentos que imbéciles automovilistas en Tucumán usan como pistas de F1, llevándose por delante todo tipo de creatura.

100_0388

Tan solo hoy podemos recordar aquellos tiempos en que, a falta de un Ágora como en la antigüedad, pudimos acercarnos a los gobernantes y reclamarles lo que sabemos que se puede solucionar (tan solo con un poquito de buena voluntad y responsabilidad social: el flagelo de los animales abandonados en la vía pública).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s