Mascotia: “El Perro Prehistórico”

FUENTE: MASCOTIA – AUTOR: MV Enrique L. Fernández De Vanna

El encuentro del perro con el hombre comienza en Europa en la era intermedia entre el paleolítico y el neolítico, hace unos quince mil años, es probable que descienda del Tomarctus, predador abuelo del lobo y del chacal. (Ver imagen en Evolución del perro I ) El perro doméstico o Canis familiaris, denominado de esta forma por Linneo un naturalista del siglo XVIII y pertenece a la familia de los cánidos.

Este contacto entre el hombre y el perro se mantendrá por miles de años y se irá haciendo cada vez más íntimo como se manifiesta en la era actual, donde el perro se lo considera por la sociedad de muchos países como un miembro más de la familia que eligen convivir con él.

El perro de las turberas
Al Canis Familiaris Putjani, primera raza conocida, le sigue otro perro, el Canis Familiaris Palustris, llamado de las turberas . (Ver imagen en Evolución del perro II )
Este perro tenía un comportamiento activo, alerta y a veces agresivo entonces se convertía en un excelente ayudante en la cacería y en la guarda de los asentamientos, este animal ya está presente dos mil años antes de la primera gran civilización egipcia y se distribuirá en la tierra hacia cuatro destinos.
Hacia el Este (Rusia, Europa Central y Asia), el Sudeste (Oriente Medio), el Oeste (Islas Británicas) y el Sur (España), en este país actualmente se puede encontrar un perro con características similares.
De España pasa a África de Norte donde los cánidos no existían.
En Alemania Occidental se encuentran frescos rupestres que muestran un perro tipo spitz, de orejas erectas y cola enrollada sobre la espalda que sin duda se trata de un perro de las turberas.

Edad del bronce: cuatro tipos
En esta etapa de la civilización aparece el Canis Familiaris Inostranzewi , ancestro de los molosos, del dogo del Tibet, del perro de los Pirineos, del Terranova y de todos los perros pastores.
En esta edad también surge el Canis Familiaris Metris Optimae , este cánido acompañaba a los asiáticos artesanos forjadores y fundidores que introducían en Europa sus utensilios y armas de metal.
Animal respetado porque se lo reconoce como antepasado del pastor persa, el pastor alemán y de otros perros pastores, el Metris Optimae se parecía bastante al perro salvaje australiano conocido como dingo.

El Canis Familiaris Intermedius se identifica con el fin del período prehistórico. Se cree que se cruzó con el perro de las turberas y el lobo los que estarían expresados en su descendencia en los perros de trineo como el samoyedo con la cola enrollada sobre la espalda del spitz y los ojos del lobo.
Con el Canis Familiaris Leineri se manifiesta un animal refinado de origen desconocido que es el lebrel que algunos naturalistas han admitido la posibilidad que podría haber sido engendrado por la cruza de perros y chacales.

 

LINKS RELACIONADOS:

PERROS EN LA PREHISTORIA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s