La Gaceta: “Los perros van a la peluquería”

FUENTE: LA GACETA – HOGAR: TENDENCIAS – 14 DE AGOSTO DE 2008

Mascotas VIP. Un corte de pelo, un blanqueamiento de dientes, un chaleco al tono o una visera pueden ser los primeros pasos para darle a la mascota un toque más “humano”. Las veterinarias de hoy ofrecen baños especiales, masajes capilares, perfumes, camas y alimentos balanceados, según la necesidad de cada animalito.

Tienen el pelo suave y sedoso gracias a los baños de crema y al intenso cepillado, huelen a perfume, son pequeños y están a la moda, según el gusto de sus dueños. Las mascotas, actualmente, comparten mucho más tiempo y espacio con la familia lo que, según los expertos en el rubro, demanda un mayor cuidado y, en algunos casos, hasta un tratamiento especial para que se vean coquetos y saludables. Ahora, las veterinarias ofrecen servicios extras como cepillado de dientes, tinturas para el pelo, accesorios con piedras, moños, chalecos o zapatillas que combinen con la vestimenta. Para cada mascota hay una moda acorde con su dueño
IMAGEN LA GACETA

Las mascotas VIP no pertenecen a famosos multimillonarios sino a gente común que les dedica un cuidado especial. Para ellas, las veterinarias ofrecen servicios cada vez más sofisticados, con el objetivo de que los animalitos reciban un trato “personalizado” y luzcan lo más coquetos posible.
Según los especialistas en el rubro, la tendencia está asociada a la mayor cantidad de tiempo y a los espacios que comparten los dueños con sus mascotas.
“Es un integrante más de la familia”, afirmó Ana María Seleme, propietaria de un comercio para mascotas. Su hermana, Lilí Seleme, agregó: “comparten los paseos, las vacaciones, el momento de recreación, las fiestas e, incluso, hasta la habitación”.
Peluquería, paseos, recreación, nutrición y guardería son los servicios que incluyen: cortes de pelo, baños de crema, tinturas para el pelo, baños con masajes capilares (si se le cae el pelo), cepillado de dientes o del pelo, además del secado, los juguetes especialmente diseñados y novedosos, las correas y collares y el espacio para alojar a las mascotas cuando el dueño debe viajar.
No obstante, los mayores refinamientos, según Ana María, se reservan para la vestimenta y accesorios. “Se consiguen collares con piedras preciosas, moños para el pelo con strass o ropas con pieles. Son productos sofisticados, en muchos casos, creados por modistos internacionales que diseñan para sus clientas y para las mascotas. Entre las marcas famosas, Louis Vuitton lanzó un bolso especial para cargarlas que cuesta más de U$S 1.000”, resaltó.
En Tucumán, aseguran los expertos en el rubro, las demandas son cada vez más exigentes y el público para este tipo de productos crece. “Acá vendemos, por ejemplo, collares con brillos y correas tipo cadena (desde $ 10 hasta $ 70), juguetes de látex con forma de pizza, de empanada o de un celular, que hacen ruido, lo cual les atrae, y bolsos de estilo bandolera para transportarlos, con diseños modernos y de color (desde $ 55)”, contó Seleme.
Rosandra Molina, veterinaria, sostiene que este cuidado no intenta asemejar los animales a los humanos. Algunas razas -dice- necesitan estos tratamientos. “El cúmulo de pelo de más atrae parásitos; crea un microclima de humedad y calor que puede provocar la aparición de hongos, de alergias, de distintas bacterias, de pulgas, de garrapatas o de piojos”, detalló.
Sin embargo, el baño a las mascotas cada vez es más exquisito. “Actualmente, contamos con champúes y acondicionadores especiales para cada pelaje; algunos tienen algo de color. También hay perfumes de distintas fragancias, según sea para machos o hembras”, dijo el veterinario Luis María Juárez. Agregó que esta minuciosa higienización se impone porque las mascotas, cada vez más, conviven muy cerca del dueño.
La tarea del baño requiere de mucha paciencia, afirmó Molina, para que el animal se sienta a gusto y acepte volver a bañarse.
“El pedido es siempre el mismo: que el gato o el perrito queden lindos. Eso puede implicar un corte de pelo, el cepillado de dientes y un buen secado”, especificó Juárez.
Darles siempre polenta o las sobras de la comida del dueño no son hábitos saludables para los animales, aseguran los veterinarios. Aunque ellos coman, aparentemente con gusto, lo que se les pone en el plato, los profesionales advirtieron que, a largo plazo, pueden presentarse algunas enfermedades. “El perro puede ser obeso, diabético, sufrir problemas hepáticos, cardíacos, intestinales o padecer alergias. Por eso, es muy importante que el veterinario asesore y recomiende qué tipo de alimentación requiere el animal”, dijo Molina.
Por ese motivo, el alimento balanceado quita de la obligación de planificar una dieta equilibrada para la mascota, ya que reúne en los gránulos todas las proteínas, fibras, vitaminas, hidratos de carbono y grasas que pueda requerir. “En el mercado se consigue de todo. Alimentos light para los animalitos gordos, bajos en sales, para que los ayuden en la digestión o medicamentados”, expresó la veterinaria.
Al igual que con la vestimenta, las camas para mascotas también se hacen al gusto de los dueños. “La cucha ya no es una colchoneta que se tira en el fondo o en el lavadero. Ahora, como se coloca en un lugar importante y visible de la casa, los clientes piden diseños que armonizen con la decoración. Vienen distintos formatos: camas con almohadones o sofás y distintos colores”, contó Seleme. Anunció que para el verano llegarán trajes de baño de dos piezas, salvavidas y salidas de baño para perritos.
Consejos y algunos costos
Vacunas: una vez por año los perros necesitan una vacuna antirábica, que cuesta alrededor de $ 30 y la quíntuple que sale $ 35.

Es recomendable bañarlos con frecuencia. En promedio cada 15 o 20 días. Según el tamaño, un baño sale desde $ 15.

Lo conveniente es alimentarlo al menos dos veces por día para que su organismo absorba mejor el alimento. Se calcula que un can come entre un 5 % y un 7 % de su peso vivo.

Si la raza lo exige, hay que cortarles el pelo y las uñas. Un sesión de peluquería ronda los $ 25, según el tamaño del animal, la raza y el estado en el que se lo lleve.

Si come alimento balanceado, lo mejor es consultarle al veterinario si el producto elegido es apto para su mascota. Uno bueno cuesta $ 9 el kilo.

Teñirles el pelaje o hacerles mechas de colores cuesta desde $ 20 en adelante.

En el caso de las gatas, la castración cuesta aproximadamente $ 140 mientras que la de una perra, desde $150.

FOTO LA GACETA

Cuando el dueño está de viaje, hay quien los cuide

Principalmente para los residentes de la ciudad, que viven en departamentos, existen guarderías para mascotas que se encargan de cuidarlos durante las vacaciones, los fines de semana o inclusive, jornadas en las que nadie puede dedicarles un tiempo. “Es algo que está tan impuesto como el paseador y se que funcionan de diferentes categorías. Los dueños sólo deben especificar qué tipo de servicio quieren porque además de darles de comer, puede incluir paseos y baños”, contó el veterinario Luis María Juárez. En el caso de los pájaros, se quedan en jaulas, para los gatos también hay jaulas pero mucho más espaciosas para que puedan moverse y para los perros pueden ser casillas mitad techadas y mitad al aire libre. Aunque, algunas empresas que trabajan sólo con perros pequeños tienen espacios abiertos y compartidos para que interactúen entre sí. El servicio ronda los $ 30 por día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s