«Y la culpa no la tiene el chancho…»

Esta nota salió esta mañana refiriéndose al accidente fatal (para el can) del día de ayer. Admirablemente, tanto vecinos como autoridades culpan al animal “conciente”, lo que ya significa todo un avance para la sociedad…  
FUENTE: LA GACETA  

«Una mujer chocó su vehículo contra un árbol y contra la tapia de una vivienda en Mate de Luna al 3.100 y sufrió serias heridas. El animal se cruzó en medio de la avenida. La Policía debió sacar del rodado a la mujer, que fue internada. Demasiada velocidad.

Un perro casi provocó una tragedia en la avenida Mate de Luna al 3.090. Una farmacéutica sufrió heridas de consideración al chocar con su auto consecutivamente contra un árbol y una tapia, que se derrumbó. La mujer perdió el control del vehículo al atropellar al animal.
A las 6.50, Silvia Roxana Espíndola, de 41 años, domiciliada Saavedra Lamas 29, en Yerba Buena, se dirigía en su Fiat Palio 1.8 hacia la capital. A la altura del ex cine Libertador se le cruzó un perro mediano. La conductora lo embistió; subió a la vereda; arrancó de cuajo un canasto para depositar basura; chocó contra un lapacho y, con la parte trasera del auto, tiró abajo la tapia de la casa de Marta del Valle Amado de Carabajal.
“Fue una locura. Sentimos como si hubiera explotado un vehículo. Todos los vecinos, que nos estábamos levantando, salimos a ver qué había pasado. Cuando vimos a la chica, intentamos sacarla, pero no pudimos. Tenía la cara contra el airbag. Estaba consciente, pero atontada por los golpes que había recibido”, explicó Luciana de Herrera. María del Carmen de Pedraza, su vecina, agregó: “mientras la ayudábamos, vimos llamas. Ahí nos dimos cuenta de que el auto había destruido la casilla de gas de la casa, lo que ocasionó pérdida de combustible. Afortunadamente, con la ayuda de automovilistas, apagamos el incendio ”.
Personal de la seccional 3a, al mando de los comisarios José Luis Pérez, Héctor Enrique Carabajal, José Díaz, Heberto Cortez, y hombres de la Dirección General de Bomberos de la Policía rescataron a la mujer, que había quedado atrapada entre los hierros del vehículo, que quedó destruido. Minutos después llegaron operarios de Gasnor, que cortaron el servicio.
La víctima [humana*] fue trasladada al Hospital Padilla, donde recibió los primeros auxilios, y luego fue derivada a un sanatorio, donde se recupera de politraumatismos. Los familiares prefirieron no hacer declaraciones, aunque informaron que Espíndola estaba mejor.

Un problema
Los vecinos sostuvieron que, por la velocidad a la que transitan los vehículos por la Mate de Luna, no les sorprende que se produzcan estos accidentes. “La culpa no es el del animal que se cruzó, sino de la velocidad en la que circulaba la conductora. El problema está ahí”, argumentó Mariano Fregenal.
El comisario Pérez expresó que por la zona no es común que deambulen perros callejeros. “Si ello ocurriera, todos los días se registrarían accidentes de estas características. Esta es una avenida con un tráfico vehicular impresionante. A ello se suma la imprudencia de muchos conductores”, explicó uno de los jefes de la seccional 3a. Fernando Palavecino, taxista, dijo que los canes no son un problema, comparado con los carros de tracción a sangre que transitan por la Mate de Luna. “Estos casos son mucho más graves, porque ellos obstaculizan el tránsito. Por ahí viene algún conductor descuidado y se los lleva puestos”, indicó el hombre.

Avenida peligrosa
* 7 de marzo de 2002.- Miguel Jaime conducía un automóvil VW Gol hacia el este por avenida Mate de Luna al 2.700. Se le cruzó un perro; dio un volantazo; chocó contra la platabanda; se elevó; dio una vuelta en el aire y cayó sobre el Renault Laguna, que manejaba Juan Benito, de 63 años. Este falleció en el acto.El Gol luego se incrustó contra una camioneta.
* 20 de noviembre de 2005.- Ramón Medina esperaba para cruzar la avenida Mate de Luna en Castro Barros. La camioneta conducida por Ricardo Nieva, que se dirigía a Yerba Buena, lo embistió.
* 26 de setiembre de 2007.- Ricardo Díaz se preparaba para cruzar la esquina de Mate de Luna y Pellegrini, y fue embestido por un carro que conducía Segundo Barrionuevo.
* 14 de enero de 2008.- Sebastián Pérez Martín, en Mate de Luna al 2.800, quiso esquivar un perro; se cruzó de mano con su Peugeot 307 y embistió la camioneta Fiat Strada en la que se desplazaban hacia el centro Benjamín Paz y su novia, Lucia Antoni.»
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s