CPCA: “Cartas al Director: Otro año sin nada qué festejar”

FUENTE: Centro de Prevención de la Crueldad Animal (CPCA)

«Se conmemora un nuevo Día del Animal pero aspectos sombríos y dolorosos de la relación con los animales evitan su festejo.

Señor director:

En oportunidad de conmemorarse el día del animal, deseo referirme a un aspecto sombrío y doloroso de la relación con los animales y que se vincula a los actos de violencia, maltrato y crueldad a que son sometidos los mismos; situaciones que no son habituales si consideramos, por ejemplo, a los caballos junto a sus carros haciendo un “piquete” frente a la gobernación, o a los perros que famélicos deambulan por la peatonal.

Estos animales y otros padecen el arbitrario destino que sus “amos” le imponen o en otros casos, soportan el abandono y la indiferencia social y de los organismos estatales y autoridades encargadas de protegerlos o al menos, de limitar los abusos; lo que no hacen, creo yo, porque los animales no votan, no son fuente fácil de ingresos ni bastión de poder. Por suerte, existen personas bondadosas que realizan una diaria labor, llenando los vacíos que dejan los que cobran sueldo sin hacer nada por los animales.

Sólo pretendo con esta carta resaltar la íntima relación que existe entre la violencia que se desarrolla en el seno familiar y social y la crueldad a que se ven sometidos los animales. Es cierto que existen una serie de programas y leyes de protección contra la violencia a las personas y en defensa de los derechos de los animales pero no bastan para asegurar el bienestar, para hacer cesar los maltratos. Considero necesario y de manera urgente que nuestra sociedad adquiera mejores hábitos de crianza y convivencia; una reeducación en cuanto al trato familiar, el que lamentablemente para muchos está caracterizado por la falta de valores, el materialismo y la indiferencia.

La violencia familiar se manifiesta en diferentes grados que pueden ir desde coscorrones, pellizcos, gritos, golpes, humillaciones, burlas, castigos y silencios, hasta abusos sexuales, violaciones, privación de la libertad y, en los casos más extremos, la muerte.

CPCA

Y es en este contexto donde se configura la crueldad hacia los animales, porque un niño que hoy golpea o tortura a un animal, mañana podrá herir y hasta matar un ser humano; lo mismo si un padre patea habitualmente al perro, seguramente es un ser agresivo con sus allegados. Puede suceder que el niño que lastima a un animal ya sea testigo de actos de violencia en su familia y el maltrato a una mascota es su señal más visible.

Tales abusos hacia las personas y los animales son comúnmente cometido por seres inseguros con baja autoestima, que se sienten sin poder y bajo el control de otros; o también puede suceder que estén reproduciendo conductas que han visto y aprendido de niños o que ellos mismos están padeciendo en su entorno familiar.

Con todo esto presente es hora de tomar en serio la crueldad contra los animales.

Es nuestra responsabilidad como personas civilizadas la de condenar los abusos y enseñar a los niños y a quien no lo sepa que el maltrato hacia los animales es incorrecto y que debemos respetar todo lo que posea vida, porque si se permite como juego matar una lagartija o un pajarito, por ejemplo, el mensaje que se da es que es valido no respetar la vida. Es preciso que todos tengamos siempre presente la regla de oro de “Nunca hagas a otro lo que no quieras que te hicieran a ti”.

Para finalizar, espero que todos desde nuestro lugar podamos contribuir a la pacificación de nuestra familia y sociedad, fomentando el respeto a los demás, sean humanos o animales.

 Miércoles, 29 de Abril de 2009
LAURA E. TORRES»
Anuncios

Una respuesta a “CPCA: “Cartas al Director: Otro año sin nada qué festejar”

  1. El Centro de Prevención de Crueldad al Animal (http://www.cpca.org.a) tiene como misión proteger a los animales contra la crueldad , negligencia, descuido o ignorancia…

    – Fomentar el sentimiento público a la humanidad, generosidad y respeto hacia los animales.
    – Alentar y promover la responsabilidad en los dueños de las mascotas.
    – Sensibilizar a la población mediante campañas para tomar conciencia que el animal es un ser que siente y sufre y es dependiente, y procurar su defensa según la legislación vigente y la Declaración Universal de los Derechos del Animal.
    – Rescatar animales heridos de la calle (en un área limitada) y brindarle atención médica, nutrición y refugio hasta poder darlo en adopción y así darle una segunda oportunidad de vida.
    – Brindar cuidado médico y nutrición a animales pertenecientes a personas de muy bajos recursos, para incrementar su calidad de vida.
    – Asistir a todo refugio adherido a nuestro programa que esté necesitado de alimento, medicinas, intervenciones quirúrgicas o cualquier otro ítem, todo ésto sin cargo alguno.
    – Castraciones a muy bajo costo o sin cargo de acuerdo a cada caso en particular.
    – Contínuas campañas de adopción para toda persona que califique a tal fin .
    – Programa de “Adopción Madura“ para personas solas y mayores que pueden brindar y recibir cuidado y afecto de una mascota, con asistencia a definir según cada caso en particular y siempre bajo supervisión del C.P.C.A.
    – Llevar adelante tareas educativas y de divulgación y toda acción que guarde relación con los animales. Aunar los esfuerzos de todos los que sientan iguales deseos proteccionistas.

    El C.P.C.A. está abierto a la colaboración con las instituciones y con los grupos y asociaciones afines para realizar programas conjuntos que tengan como finalidad la mejora situacional de los animales.

    El C.P.C.A. tiene toda la voluntad e intención de atender de cualquier forma legal la defensa y protección de los animales aún no siendo su obligación.

    El C.P.C.A. es una entidad privada sin fines de lucro y depende económicamente de donaciones privadas, amén del esfuerzo desinteresado de sus miembros activos.
    Como entidad benéfica el C.P.C.A es independiente y cualquier pacto, convenio o posible esponsorización que establezca no condicionan su filosofía ni su actuación.
    El C.P.C.A. se rige por una Junta Directiva, cuyos cargos son gratuitos.
    No somos una entidad eutanásica.

    EL C.P.C.A. NO RECIBE ANIMALES ABANDONADOS, YA QUE CARECE DE REFUGIO PROPIO.

    • Área de cobertura:

    – Av. Gral. Paz – calle Uruguay (Beccar).
    – Au. Panamericana – Río de la Plata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s