“Comportamiento alimentario del perro”

FUENTE: DIARIO DE CUYO

«Conocer los elementos que condicionan el comportamiento alimentario normal de un perro permite detectar mejor cualquier anomalía en la ingesta de alimentos, y por lo tanto, poder llegar a deducir si esta alteración esta relacionada en forma directa con el animal (si esta enfermo, por ejemplo), con el alimento que se le proporciona o con algún factor ambiental.

Algunas nociones básicas

Si bien el color del alimento impresiona mas al amo que al perro (así como los trozos de carne o verdura), no sucede lo mismo con el olor. En efecto es fácil ver a un perro olfatear su comedero antes de ingerir su contenido. Estando sus capacidades olfatorias mucho mas desarrolladas que las del hombre (aproximadamente 1000 veces más), el olfato ocupa un lugar preponderante en sus elecciones alimentarias.

Una simple obstrucción de sus cavidades nasales, por ejemplo, debida a una pequeña rinitis, provocaría una franca disminución de la ingesta alimentaria.

Dos ejemplos prácticos pueden permitir comprender mejor la influencia del olfato en el comportamiento alimenticio del perro.

1) La alimentación de la madre influye sobre la preferencia alimentaria de sus cachorros. En efecto, ciertos componentes del gusto del alimento de la perra, vuelven a aparecer en la leche que ella produce, influyendo así en el comportamiento “gustativo” posterior de los cachorros.
2) Los olores que emanan del comedero también participan, desde el cuarto día de vida, en la impregnación olfatoria de las crías, que mas tarde preferirán espontáneamente alimentos que posean olores comparables. De esta manera desde muy temprano se pueden condicionar a los cachorros a la alimentación que recibirán luego del destete.

Cuando un perro rechaza transitoriamente un alimento, lo cual sucede a ves con los alimentos secos, el agregado de agua tibia permite realzar los aromas, de esta manera, el agua tibia se convierte en un potenciador del gusto, simple económico y eficaz.

Cuando mastica (en realidad, muy poco) y deglute, el perro bloquea su respiración; por lo tanto, no puede volver a sentir por segunda vez el olor al alimento y, en cuanto este se encuentra en su cavidad bucal, solo cuentan el gusto, la textura y la temperatura.

Aparentemente, el perro percibe los cuatro sabores básicos (acido, amargo, salado, dulce) de manera equivalente al hombre. Pero, excepcionalmente dotado en el terreno olfatorio, va a servirse mucho de sus papilas gustativas. En resumen el perro olfatea, huele y luego traga… y es capaz de registrar en su memoria cerca de 4000 olores diferentes.

Trastornos mas frecuentes del comportamiento alimentario

• El perro no come

Las causas de anorexia son numerosas en el perro. Las mas frecuentes son, fiebre, excitación sexual del macho en presencia de una hembra en celo o la competencia alimentaria cuando un perro dominante impide que un congénere se acerque al comedero.

Las alteraciones de los alimentos consecutivas a una mala conservación también son causas frecuentes de inapetencia. Fuera de estas situaciones, cuando un perro no come se debe consultar al médico veterinario.

• El perro come demasiado.

En este caso, se dice que el perro es bulímico. Esta situación puede deberse al temor de carecer de alimento (competencia alimentaria entre perros), a un trastorno neuro hormonal, el aburrimiento, a una ración demasiado pobre en energía o a un trastorno de asimilación digestiva. La cuantificación de las entradas (lo que come el perro), las salidas (sus excrementos) y las variaciones de peso, así como la observación precisa del comportamiento del animal permiten al propietario de la mascota ayudar al veterinario a orientar su diagnostico hacia una o otra de estas hipótesis.

• El perro come cualquier cosa.

La conducta que consiste en consumir sustancias no comestibles se denomina “pica” .La simple ingesta ocasional de hierbas, seguida sistemáticamente de vómitos, no esta relacionada con ningún problema psicológico o carencia alimentaria, e incluso se suele decir que el perro se purga, pero solo constituye un juego.

Por el contrario, cuando este comportamiento se intensifica suele señalar el comienzo de una gastritis (inflamación de la mucosa del estomago). En cambio, la verdadera pica se traduce en lamer paredes o suelo, o en la ingesta de tierra, en la mayoría de los casos.

Se debe tratar todo perro que presente este tipo de comportamiento y examinar en detalle las características de su hábitat, ya que a menudo son la causa de este trastorno.

• El perro come excrementos

La coprofágia es el consumo de excrementos, propios o de otros perros, ecepto en el caso de las madres, que lamen e ingieren naturalmente la materia fecal de sus cachorros para limpiarlos. La coprofágia del perro se debe generalmente a la presencia de nutrientes no digeridos en los excremento, que conservan virtudes de apetencia residual. Por lo tanto, en primer lugar hay que investigar la existencia de un trastorno de asimilación digestiva en el perro que ha emitido los excrementos consumidos (que suele ser el mismo perro que los come), haciendo analizar sus heces para detectar la presencia de grasas o almidones no digeridos, o la de eventuales parásitos.

Este fenómeno también puede ser consecutivo a un consumo excesivo de alimentos que, al superar las capacidades de digestión y acelerar el transito intestinal, produce una disminución de la digestibilidad.

En este caso, basta con disminuir la ración cotidiana para normalizar la situación.

Por ultimo, cabe señalar que algunas razas de perros tienen predisposición a la coprofágia, tal es el caso de los perros de raza grande.»

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s