“El perro es bueno, cuidado con el dueño”

A esta preci(o)sa frase me la encontré en la sala de espera de uno de los mejores doctores veterinarios de Tucumán. La verdad, resume todo lo que quiero ahora expresar… Las dificultades del des-conocimiento en el cuidado de las animales de compañía y su tenencia responsable, son las verdaderas de-generadoras cuando el miedo humano juzga la actitud animal…

Imagen desde: 45sur.blogspot.comMuy frecuentemente recibo correspondencia sobre que “los perros son malos”, o “atacan a animales y personas”, y resulta ser que estos casos no son iniciativa del animal (… a ver, ra-zoo-nemos: los animales no planifican un ataque “casual”…).

Muchos de los «en-cuentros» se generan porque la inestabilidad es el motivo de la agresión, y ella comienza desde el hogar (o contexto del atacante) o la pre-ocupación (desde el hogar del atacado). En todo caso, siempre se recomienda tranquilidad y asertividad, pues los perros presienten mejor que nosotros nuestra propia energía, y es necesario que con firmeza se bloquee este estado mental (pero comenzando por uno mismo para acudir inmediatamente a nuestras responsabilidades). Re-cordemos: somos nosotros los que hicimos esa “hiancia biológica” con la Naturaleza, y por ende, de los instintos “a-nimales” no dejamos ni rastros, así que nuestro vínculo con los lenguajes corporales, las frecuencias energéticas y demás maravillas esotéricas como las conoce l-a-cultura contemporánea, las dejamos ol-vidadas en el cofre de los trucos de magia de la niñez…

Los perros no gritan, así que un asustado alarido por parte de las personas no hace más que aturdir al can. La firmeza es la clave. Un en-frentamiento no violento es más que suficiente. El animal debe parar allí nomás, por respeto e identificación del dominante.

Imagen de DescolgadosenPalermo.blogspot.comLos golpes a los animales no arreglan nada. Nadie ha podido controlar a un animal enfurecido si no ha bloqueado primero la inestabilidad mental del mismo… Esto puede certificarlo algún entrenador capacitado y competente que trabaje en PetShops o Vets, primeros lugares a los que debemos recurrir para asistencia o consejos sobre comportamiento animal.

Los animales de compañía necesitan, en palabras del gurú mascotero, “disciplina, límites y afecto”, en ese orden. Y ello requiere que el animal ejercite físicamente, sea contenido en un grupo (o manada de humanos: entiéndase “familia”) con determinadas reglas de comportamiento, y coma con la debida regularidad (en cantidad y calidad suficiente, sin jamás faltarle agua potable).

La agresividad se resume en un vínculo energético inestable, y eso es lo que hay que corregir. La base de la «tenencia responsable de animales domésticos» está marcada por la capacidad, competencia y expertise para su manejo.

Un perro no es malo per se. Es el dueño el peligroso.

Marco

Anuncios

2 Respuestas a ““El perro es bueno, cuidado con el dueño”

  1. Pingback: Desafío Guau!: “cómo adoptar a un Husky sin renunciar en el intento” « Los Perros Primero·

  2. Pingback: Desafío #Guau!: “cómo adoptar a un #Husky sin renunciar en el intento” « Los Perros Primero·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s