“El perro es más inteligente que el gato: Lo afirma un estudio que comparó sus capacidades de aprendizaje”

FUENTE: CLARIN

Los amantes de los gatos los defienden porque son independientes; los amantes de los perros porque les “hacen fiesta” cuando llegan y entienden mejor sus órdenes. Cada cuál esgrimirá sus razones para jactarse de la inteligencia de su mascota, aunque ahora, un estudio científico definió que los perros son más inteligentes que los gatos.

El trabajo, publicado en la revista New Scientist, usó investigaciones previas y comparó las habilidades y la capacidad de aprendizaje e interacción de perros y gatos.

Evaluaron varias categorías. En “cerebro”, ganaron los gatos porque tienen 300 millones de neuronas: casi el doble de las que tienen los perros. En “domesticación”, en cambio, ganaron los perros porque entraron a los hogares miles de años antes. También ganaron en “afecto” porque los estudios mostraron que muchas veces el vínculo entre un amo y su perro es similar al de un padre y un hijo.

Los gatos dominan en “popularidad” -un sondeo en 10 países indicó que hay más de 200 millones de gatos mascotas, contra 173 millones de perros-, mientras que en “entendimiento”, los perros arrasan porque son capaces de seguir gestos como una cara de enojo. Sostienen que los perros, además, se adaptan mejor al ambiente aunque los gatos son más hábiles con sus sentidos porque su olfato es más preciso. En “utilidad” ganan los perros por su habilidad para cazar, ser guardianes y detectar drogas o bombas. En síntesis, los perros ganaron 6 a 5.

Rubén Gatti, presidente de la Asociación Argentina de Medicina Felina opina: “Es muy difícil medir la inteligencia de dos especies con comportamientos tan distintos. El perro, por su origen en los lobos que vivían en manadas, está genéticamente programado para vivir en grupo, por lo que está más preparado para recibir órdenes y ejecutarlas. El gato no está codificado para recibir órdenes. ¿Entonces por qué caer en la trampa de creer que porque el perro responde órdenes es más inteligente?”

Claro que muchas veces, el valor que se le adjudican a sus comportamientos depende de la personalidad de sus dueños: “Las personas proyectan sus necesidades. Algunos valoran la independencia y como su gato se las arregla solo creen que es más inteligente; otro lo vería demasiado frío. Hay quienes creen que sus perros son más inteligentes porque los recibe cuando abre la puerta; otros prefieren al gato, que muchas veces ni siquiera está cuando uno llega”, explica Ariel zapata, titular de la cátedra de Adiestramiento de la Facultad de Veterinaria de la UBA.

Como Pelé o Maradona, la moto el auto, el del perro o el gato parece otro dilema difícil de resolver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s