“Una causa por torturas a animales podría llegar a juicio oral”

DIARIO HOYFUENTE: DIARIO HOY

«Hogar Canela. A raíz de denuncias efectuadas por asociaciones protectoras de animales, el responsable de un hogar de perros de Ensenada podría ser condenado por maltrato de animales y estafa con hasta 6 años de prisión.

“Un  país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”, esta frase célebre pertenece al genial político y pesador indio Mahatma Gandhi y alcanza para retratar cómo la calidad de una sociedad se mide por el trato que le damos a las criaturas que están a nuestro cargo.

Lamentablemente para nuestra región, el deambular y la deriva de mascotas, en especial perros, es una palpable realidad en el ámbito cotidiano de las calles de la ciudad. Este hecho, denunciado recurrentemente por diferentes asociaciones que defienden los derechos de los animales, no sólo demuestra el abandono y la falta de consideración hacia los mascotas, sino que representa un peligro habitual para el tránsito vehicular y pone en juego la vida de los transportistas, conductores y ciclistas que circulan por las calles de ciudad y su periferia.

En relación al maltrato animal, un juicio contra un hogar dedicado al cuidado de perros de la ciudad de Ensenada puede sentar un importante precedente y concientizar a la población sobre el adecuado cuidado que debe darse a los animales domésticos.

Hace casi tres años, diferentes asociaciones protectoras de animales de la ciudad, y damnificados particulares, realizaron una denuncia contra Juan Carlos Azúcarría, encargado del Hogar Canela, que está ubicado en el camino Vergara en la ciudad de Ensenada, por los delitos de maltrato animal y estafa.

Dicho hogar se dedica a albergar perros de la calle, derivados de diversos institutos o aquellos que sus propietarios habían dejado en custodia temporal por algún motivo particular. Según explicaron los damnificados, el mencionado encargado, que debía estar a cargo de la protección de los animales, les propinaba maltratos permanentes a los, los alojaba en caniles que estaban en pésimo estado, algunos sin techo e inundados, les daba escasa comida y les propinaba golpizas reiteradas.

Por otro lado, los damnificados también denunciaron que dicha persona cobraba cuotas a distintos socios que ayudaban a la mantención del hogar, sin poder justificar que esos ingresos se hayan destinado a la protección de los animales.

A raíz de estos antecedentes, se realizó la mencionada denuncia en el año 2007 y, luego de mucho recorrer y efectuar varias declaraciones testimoniales y pericias, la UFI nº 5 de La Plata solicitó la elevación a Juicio por los delitos de maltrato y crueldad sobre animales, contemplados por la ley 14.346 y por estafa, previstos en artículo 172 del Código Penal.

Ante estas denuncias, el Juzgado de Garantías n° 5 de La Plata resolvió favorablemente dicha elevación a juicio sobre ambos delitos. Una vez firme este auto de elevación a juicio, la causa será remitida al tribunal pertinente para la realización del juicio oral.

El asesor letrado de los damnificados dijo que “generalmente este tipo de delitos termina con un sobreseimiento por prescripción, en razón de la existencia de otros delitos sancionados con mayor pena o de urgencias diarias de los organismos judiciales”, pero “a su vez configura una advertencia para quienes cometan actos de crueldad o maltrato similares”.

Por otro lado, el abogado advirtió que “las penas que establece la ley de protección a los derechos del animal (ley 14.346, conocida como “ley Sarmiento”) son muy bajas y no superan el año de prisión”. Pero que en el caso citado “al imputado también se lo sindicó como responsable de diversas estafas, que se condenan con hasta 6 años de prisión”.

En cuanto la causa se remita al tribunal correspondiente, y si los acusados no solicitan la posibilidad de un juicio abreviado, se podría llegar a una instancia de juicio oral.

Según anunció el asesor letrado que intervino en la causa a favor de los damnificados “no existe ningún otro caso en La Plata con respecto a este tema, sólo una causa en la que el mismo individuo ya había sido condenado por el delito de maltrato animal, cuya sentencia quedó firme en el año 1999”.

“Animales de la tortura”

Elda Lenardon, de la asociación protectora de animales “Puro perro puro gato”, dijo a Hoy que “me acerqué a Hogar Canela con el objetivo de ayudar a los animales que estaban en una estado terrible. Por ejemplo se les ponía a seis perros la comida de uno y ahí ganaba el dominante, el resto no comía y se morían de hambre. También estaban anémicos porque estaban llenos de garrapatas”.

Agregó que “en mi afán de ayudar yo pagaba una cuota, y Azucarría no estaba habilitado para cobrar y lo hacía figurando como tesorero. El me permitía retirar animales. Me llevé la mayor cantidad de animales que pude, era la única forma de sacar a los animales de la tortura. Hice esto hasta que me echó”.

Por otra parte describió que “los animales en su actitud tenían temor en cuanto se les acercaba Azucarría, toda la gente que ha estado ahí lo ha visto. Además, había como unas 100 personas que pagaban una cuota todos los meses para colaborar con el hogar y también otras que llevaban a los perros como una guardería. En la parte de adelante del terreno tenían unos caniles en buen estado, pero atrás estaba la verdad, había caniles en pésimo estado, donde se mataba a las perros de hambre y se quedaban con la plata de quienes dejaban a los animales ahí”.

Por último, Lenardon dijo que “esperemos que la Justicia marque un hito a nivel nacional y establezca una medida ejemplar que ponga a La Plata a la vanguardia de la Justicia nacional”.

Conciencia y responsabilidad

Consultado sobre la situación a nivel nacional en cuanto al maltrato de animales, el asesor letrado que representa a los damnificados del Hogar Canela dijo a Hoy que “el Estado no está haciendo nada. En cuanto a los perros no hay una política de Estado que intervenga activamente en el tema en cuanto a su cuidado, en campañas generales de castración o en cuanto a la transmisión de enfermedades. Lo mismo pasa en cuanto a los caballos de los carritos que circulan por la ciudad”.

Agregó que “por ejemplo en la calle 44 a la altura de 170, la gente deja la basura en la rambla porque el basurero pasa en una sola dirección. Esto hace que los perros se crucen a comer de la basura y sean pisados u ocasiones accidentes de tránsito casi todos los días”.

Consultada sobre la situación de la protección de animales en nuestro país, Elda Lenardón de la asociación “Puro perro puro gato” manifestó a Hoy que “en Argentina nos falta todo, no hay conciencia sobre el cuidado de los animales”.

Y sugirió que “la ley debería ser modificada, hay muy poca pena contemplada para quienes maltratan a los animales. Nos falta muchísimo para ser una sociedad civilizada en cuanto al trato de animales, tenemos que cambiar completamente nuestra mirada. Una persona que tortura animales no puede seguir habitando el mismo lugar que ellos”.»

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s