Inventan una opción para esos dueños que no quieren someter a sus mascotas a esterilizaciones químicas

ContextoFUENTE: CONTEXTO

La sobrepoblación de perros suele ser un problema común de todas las ciudades del planeta. Los dueños no desean a los cachorros, los abandonan y la cadena empieza: casos de rabia, propagación de enfermedades entre los perros vagabundos y los humanos son algunos de los problemas que ellos genera.Un norteamericano buscaba una solución a esta realidad y recurrió a un recurso propio de la Edad Media, los cinturones de castidad -que eran puestos a las jóvenes para que mantengan su virginidad hasta el matrimonio- ahora aplicado a las perras.

La idea es de Dexter Blanch, un criador de canes en Louisiana, Estados Unidos, quien asegura que la esterilización química y física en los canes suele traer consigo problemas de salud en la mascota.

Blanch llamó al cinturón PABS (por las siglas del nombre en inglés: Pet Anti Breeding System). El eslógan es de lo más descriptivo: “Cuando llega la calentura, bloquéala y detenla”.

Ante las críticas iniciales, el inventor descartó cualquier sufrimiento del animal, aparte de la represión de sus deseos reproductivos. “Pueden orinar y defecar sin problemas”, aseguró.

“Yo amo a mis perros”, dijo Blanch, “Pero cuando ellos están fogosos, no los puedes tener dentro de tu casa porque es desagradable, Y no los puedes sacar, porque es peor”, explicó. /elcomercio.pe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s