29 de Abril: un día para reflexionar

Seguramente muchos se preguntarán porqué recordar un día, si acaso es a diario que convivimos con nuestros quehaceres, nuestros amigos, nuestros recuerdos, ideas, idas y vueltas, etc.; y es que cuando se trata de reflexionar, es necesario parar todo por un momento y, tras este “detenimiento”, pensar y tratar de entender qué es lo que pasa… Ese es el caso de los que ignoramos, y que al advertir el error, nos volvemos más atentos, a la vez que com-prendemos la com-pasión, y con ello, seguramente nos hacemos más humanitarios, pues esa precisamente debe ser nuestra función de “ser” humanos: de otra manera, sabérnoslas todas (o creer que las sabemos…), nos haría la vida bastante predecible, y sin lugar a dudas, poco entretenida.

Foto de la Facultad de Ciencias Naturales UNT

Luke, líder de una manada de diez animalitos rescatados de la fauna urbana en Tucumán

Cuando reflexionamos por el Día del Animal, debemos pensar que en Argentina ya conmemorábamos una fecha a causa de un humanitario personaje de nuestra breve historia, y nos referimos precisamente al abogado de la Sociedad Argentina Protectora de Animales del decimonono siglo pasado: Ignacio Lucas Albarracín, sanjuanino, nacido en 1850 de la e.·. v.·. y muerto en 1926 de la e.·. v.·., y cuyo legado permitió -junto con el trabajo de su tío Domingo F. Sarmiento- sentar las bases de un país libre-de-sufrimiento-animal. Recordemos que la ya fuera de vigencia “Ley Sarmiento” (Ley nº 2.786/1891), hoy reemplazada por la Ley del Código Penal Nº 14.346/1954, ya condenaba los malos tratos a animales, cuestionaba la caza de palomas y prohibía la corrida de toros y la riña de gallos -sí, esa misma que nuestros coprovincianos aún promueven en nombre de la tra(d)ición… ¡hipócritas retrógrados y barbáricos!-; en fin, si en “dos mil” años los europeos no aprendieron nada de espiritualidad, qué esperamos los nativos en “doscientos” de civilización/sifilización, ¿… no?

Manifestación de la CMT por los Derechos Animales

Lo interesante es que el trabajo de estos parientes, y en particular el del Dr. Albarración, cuyos ideales cuasi integradores de varias disciplinas le permitieron soñar con un proyecto trascendental e inédito hasta ese momento, se reconocieron tras una gestión impecable e ininterrumpida en la Sociedad Argentina Protectora de Animales desde 1879 (e.·. v.·.), cuando se conmemoró en el Jadrín Zoológico de Buenos Aires, el primer “Día del Animal” un día 2 de abril de 1908 e.·. v.·., fecha que tras su muerte, se establecería en 29 de abril, en verdadero homenaje a la obra del ilustre prócer Nacional.

Foto de la Facultad de Ciencias Naturales UNT

Tras este precedente, otros países europeos y americanos establecieron normativas que protegían la fauna silvestre y urbana de las provincias/estados, por sobre soberbias manías y prácticas inhumanas en protección de los animales, llegando a fines de los 70’s del reciente siglo XX, con una Declaración Universal de los Derechos del Animal, la piedra cúbica que faltaba para erigir el templo al respeto y la compasión, pues tantas leyes escritas aún no habían podido establecer al “animal-no-humano” como sujeto de derecho entonces, lo que rompió con todo argumento que justificara:

  1. Foto de la Facultad de Ciencias Naturales UNT

    la alimentación

  2. el entretenimiento
  3. la vestimenta
  4. la experimentación

… sobre todos –y con– los animales del planeta. Esta maniobra mundial, adoptada por la UNESCO, nos da pie a los proteccionistas y defensores de la vida animal, a representar con nuestra “voz” a los “sin voz”, deteniendo desde nuestro lugar y concientizando a nuestros amigos y familias, que la matanza de animales para la peletería, la industria alimenticia, la farmacéutica y el entretenimiento, no mejora en nada nuestra condición de “ser” humanos, y que con un simple mecanismo de “empatía” para con nuestros amigos animales, nos re-conoceríamos como iguales, y nos dejaríamos de justificar el hecho bestial que es cualquier clase de maltrato hacia los animales.

¡Feliz Día, Animal!

Manifestación de la GIPAT por los Derechos Animales

Esta mimosa gatita está en la silla de la secretaría de la Línea 19, empresa de transportes de Tucumán muy solidaria con la fauna urbana

Y que al menos aquél día se nos apetezca comenzar a dar fin a un montón de vicios que nos hacen distraer de nuestra preservación y respeto por la vida ajena… Si te animás, comprometéte a:

  • dejar de llamar mascotas a los animales; es un término degradante e irrespetuoso que debiera borrarse del léxico vulgar

  • dejar de permitir el maltrato de los humanos; si ves un acto de maltrato, denunciálo en la primera comisaría que puedas, citando la Ley Penal Nº 14.346.

  • dejar el especismo para los soberbios e ignorantes; pues como el sexismo y el racismo, son actos de discriminación paralelos

  • dejar vivir, dándole una oportunidad a todos; porque todos queremos vivir, pero solo pocos lo podemos decidir: no usés pieles, no usés productos testeados en animales, no te los comas y no asistas a eventos que utilizan animales esclavizados y torturados para la diversión de los ignorantes

Antístenes

Anuncios

5 Respuestas a “29 de Abril: un día para reflexionar

  1. Pingback: Hoy es el Dí-A « Los Perros Primero·

  2. Pingback: “Tal para cual” « Los Perros Primero·

  3. Pingback: “En el día del animal no hay nada para festejar” « Los Perros Primero·

  4. Pingback: Día del Animal: “Hay que concientizar sobre la tenencia responsable” « Los Perros Primero·

  5. Pingback: Cuando la conciencia de los #derechosanimales se instala en la mitología. #FODA | Los Perros Primero·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s